Valencia, 21 de Febrero de 1999





Editorial
Notitarde
C.A.

Anatevka

Exposición de motivos o sacar las cosas para justificar las actuaciones

Miguel Antonio Parra Giménez

Cómo quisiera a veces escribir sobre asuntos distintos a comentarios políticos e inclusive publicar poesías o temas de carácter académicos, pero cuando se producen actuaciones o posturas que agitan las instituciones por más que uno no quiera se hace imprescindible hacer los comentarios de rigor porque hacerlo luego ya es tarde.

Los gobiernos uno tras otro se comportan como los niños chiquitos y algunos grandes que no se les quita la maña, de sacarle al otro las cosas que han hecho para justificar sus actuaciones por lo general no muy acertadas o poco justificables. Pues señores, con el actual Gobierno Republicano sucede lo mismo.

Una de las mañas es echarles la culpa de lo que sucede al Gobierno anterior o a los gobiernos anteriores, y para la actual Administración Nacional la culpa la tiene la Democracia a través de los gobiernos que se han sucedido durante sus 40 años, por lo que si la economía no arranca y las inversiones nacionales o extranjeras no se producen, no es por culpa del discurso ni del lenguaje del Presidente que a todo aquél que no está de acuerdo con él o pueda tomar una decisión en contra de la voluntad del gobierno le amenaza con echarle el pueblo encima. Yo no creo que todo lo hecho por los gobiernos anteriores durante inclusive estos 99 años ha sido del todo malo; claro, no se puede justificar bajo ningún concepto el saqueo que ha sido objeto la Nación por las conductas corruptas de la sociedad de cómplices y cobardes que han permanecido en las estructuras de poder durante el presente siglo.

Sin duda que medidas económicas presentadas por el Gobierno nacional para afrontar la crisis financiera que por lo demás era de todos conocida desde los tiempos de la pasada campaña electoral, es acertada. No se puede bajo ningún argumento pretender pensar que tales medidas son populistas y sólo es discutible, si materias como la Seguridad Social, el refinanciamiento de la deuda externa sin autorización del Congreso por disposición constitucional y la modificación de la Ley de Administración Central para lograr la reestructuración del Estado son objeto de Ley Habilitante, ya que según a mi modesto ver y entender, los poderes extraordinarios que se otorgan al Presidente de la República sólo se dan para legislar en materia económica. Como muestra un botón: Basta recordar la postura del entonces Diputado al Congreso Gustavo Márquez miembro de la fracción del MAS, para entonces partido de la coalición del Gobierno de Caldera, quien salvó su voto en la aprobación que los poderes extraordinarios otorgados al Presidente Caldera porque en dicha Ley Habilitante se incluía lo relativo a la Seguridad Social e igualmente la postura de Jefe de la Fracción de Patria Para Todos (PPT) José Albornoz que interpuso un recurso ante la Corte por considerar que la Seguridad Social no era materia de la Ley Habilitante. Y junto con ellos muchos diputados hoy miembros del Polo Patriótico. Cabe expresar aquí la frase aquélla "La salsa que es buena para el Pavo también es buena para la Pava".

Lo que sí es populismo puro en el discurso del Presidente, fue la exposición de motivos o sacadera de cosas para poder justificarse ante el pueblo el porqué de una medida que a juicio de los entendidos son necesarias y acertadas. Lo cierto es que el Presidente sabe que tales medidas son interpretadas por un apreciable porcentaje del pueblo y al fin y al cabo electorado en general, como la continuación del paquete económico de Pérez o la Agenda Venezuela de Caldera; en otras palabras, más de lo mismo y continuación de la peladera. El Presidente Hugo Chávez sabe que el exceso de numerario o liquidez son causa de la inflación, si aumenta el poder adquisitivo de la gente, como diríamos en criollo: "Si la gente carga o tiene plata" por efectos del mercado aumenta la demanda, se produce la escasez y se genera la inflación. Entonces cómo queda la política económica del gobierno que busca reducir la inflación anual a un 20%. Por ello que sólo se aumentó un 20% el salario del sector público y se dejó a la concertación bipartita (Gobierno-Empresarios) la fijación del aumento salarial del sector privado que a mi forma de ver se producirá por vía de contratación colectiva.

Yo me pregunto si el Presidente de la República no necesita un nuevo carro blindado que según él viene por ahí, ni un batallón del ejército como Casa Militar para la custodia del Presidente, su familia, la Casona, la Guzmania, y Miraflores entre otros, porque quiere contratar los servicios del afamado Chef Angel Lozano, para que se encargue de la cocina del Palacio de Miraflores si con traer la cocinera de su casa o el cocinero del Batallón de la Casa Militar ya que él es un soldado más o el primer soldado del país o inclusive la de su casa de Barinas para él sería suficiente. Me dicen que la oferta fue tal que el chef no se resistió. Si pusiera a cualquiera de los por mí propuestos seguro que el costo para el país sería menor.

De verdad que hago votos para que decante el populismo en el Presidente porque como dicen los beisboleros "está botando la bola" con tanto discurso dicharachero. Me gustaría que leyera un librito que se llama "Camino", escrito por uno de los santos de este siglo que en el pensamiento Número 4 referido al Carácter nos dice: "No digas: 'Es mi genio así..., son cosas de mi carácter'. Son cosas de tu falta de carácter: Sé varón".

 

 

 

 

 


Home - Página Principal

Valencia | País | Economía | Internacional | Deportes | Sucesos

Titulares | Notitarde De La Costa