Valencia, 5 de Mayo de 2004

Editorial
Notitarde
C.A

Declaración de Angel Ciro Pedreáñez sobre lo ocurrido en Fuerte Mara fue grabada la noche anterior a su deceso

Un sujeto en la puerta de la celda prendió candela "con un tubo"

Valencia, mayo 4 (Omar Bravo/Fotos: Cortesía diario Panorama/Monitor TV).- "Me estaba quedando dormido. Como a golpe de la una y media, una y veinte, más o menos. Entonces se aparece un coño en la puerta, ahí, y prendió ahí, con un tubo, candela, o así. Y se prendió la colchoneta y toditos nos levantamos y agarramos las colchonetas; pero estaban demasiado prendidas ya, se prendió demasiado rápido y por eso nos quemamos toditos".

Esto declaró el lunes 3 de mayo a las siete de la noche, 18 horas antes de morir, ayer martes 4 a la una de la tarde, el soldado µngel Ciro Pedreáñez, víctima de un incendio provocado por alguien alrededor de la 1:30 de la madrugada del martes 30 de marzo en una celda de castigo del Fuerte Mara, en el estado Zulia, donde ocho efectivos de tropa del Ejército sufrieron quemaduras, que han causado la muerte de dos de ellos.

La declaración fue grabada por el abogado de la familia Pedreáñez, Morly Uzcátegui, quien acompañó al padre del soldado a la visita del lunes tres, que les permitieron hacer a las siete de la noche. La grabación fue difundida ayer por canales de televisión privados.

 

LA VOZ DE PEDREAÑEZ

"Estábamos todos acostados pero estábamos así despiertos, así cantando vallenatos, y ahí, rancheras. Entonces yo estaba entre dormido. Me estaba quedando dormido. Me estaba quedando dormido. Como a golpe de la una y media, una y veinte, más o menos. Entonces se aparece un coño en la puerta, ahí, y prendió ahí con un tubo candela, o así. Y se prendió la colchoneta y toditos nos levantamos y agarramos las colchonetas pero estaban demasiadas prendidas ya, se prendió demasiado rápido y por eso nos quemamos toditos. Y entonces ahí empezamos a gritar como unos locos: 'Eyyy, sáquennos, sáquennos de aquí!' Entonces el candado no lo podían abrir. Entonces vino uno ahí y nos abrió. Nos quedamos como veinte minutos, casi media hora, para que la ambulancia viniera. Vino la ambulancia, nos embarcaron ahí a dos; y toditos; nos embarcaron a todos. Más adelante venía llena la del hospital militar. Pasaron tres para el hospital militar. Yo quedé con la del Ejército; yo quedé con uno gordito él. Entonces ahí llegamos al hospital militar, nos bajaron, nos inyectaron, y eso. Nos volvieron a montar en una ambulancia y nos trasladaron al Hospital Central. Allá no más, que fue cuando me estaban curando".

 

EL INFORME MDDICO OFICIAL

El doctor Crispín Marín, gerente Médico del Hospital Coromoto de Maracaibo, donde estuvo recluido Pedreáñez desde el 30 de marzo hasta ayer 4 de mayo, leyó la siguiente declaración sobre la causa del deceso: "Ayer falleció µngel Ciro Pedreáñez, quien había ingresado a esta institución el 30 de marzo pasado con quemaduras de segundo y tercer grado en cerca del 50 por ciento de la superficie corporal. El fallecimiento ocurrió a la 1:00 p.m. en la Sala Quirúrgica de la Unidad de Quemados, cuando se le practicaba la curación e injerto que le correspondía según el plan establecido. Se produjo un paro cardíaco, y a pesar de las maniobras de resucitación cardiopulmonar, con la actuación de intensivistas, cardiólogos y cirujanos, no hubo recuperación del ritmo cardíaco normal. Luego de más de una hora, aproximadamente, de dichas maniobras, se declaró muerto al paciente".

Se le preguntó sobre el hecho de que el paciente falleciera después que se había estado anunciando que venía recuperándose, a lo cual Marín contestó que "lo uno no es incompatible con lo otro. Las condiciones del señor Pedreáñez venían mejorando. Sin embargo, durante la intervención quirúrgica, el paciente presentó un paro cardíaco".

También dijo: "Nunca quise afirmar que estuviera fuera de peligro, puesto que su condición siempre fue muy delicada".

 

ENDER PEDREAÑEZ: "A MI HIJO LO MATARON"

La primera reacción del padre del soldado, Ender Pedreáñez, tras enterarse de la noticia "por televisión", fue la siguiente: "Está muerto, mi hijo anoche estaba bien, mi hijo había mejorado una barbaridad. Yo desconfíé de los militares y del gobierno de turno, es un vandalismo lo que han hecho aquí. Estábamos almorzando, vamos regresando de almorzar y mi hijo está muerto. Lo mataron, a mi hijo. Esto no puede ser. No, nada. "Que le dio un infarto, que le dio un paro". Pero yo no creo, no creo en nada de eso, a mi hijo lo mataron. No bien ayer estaba bien, anoche hablo el abogado con él y estaba muy contento. Primer día que lo vi bien, el mejor día de todos, esto no puede ser. Mi hijo estaba bien ayer, anoche habló con el abogado de 7 a 8 de la noche y estaba bien.

La madre del soldado, Elsa Mendoza de Pedreáñez, en medio del llanto, sólo pudo decir: "Mi hijo estaba bien, yo lo vi ayer, mi hijo estaba bien".

Ender Pedreáñez, entonces, gritó: "Delincuentes, asesinos, sangrientos. No puede ser esta verga, chico. Sinceramente, esto no puede ser, matando jóvenes, matando familias jóvenes, un muchacho que estaba empezando a vivir. Hasta los bomberos han dado un resultado y un informe. Si yo digo que lo mataron, porque las autoridades, los militares, todo el tiempo han estado locos por entrar a la habitación donde estaba mi hijo, todo el tiempo, no puede ser. No sé si hoy entraron a la habitación, yo no sé nada, uno no sabe nada; entran por detrás, entran escondidos; pero todo el tiempo, con ese seguimiento, que querían entrar a donde estaba mi hijo y ya entraron, seguro, y lo mataron. Esto es un gobierno dictatorial, bandolero, satánico, matando gente joven".

 

LE HICIERON AUTOPSIA EN EL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE MARACAIBO

Horas después del deceso, el cadáver de Pedreáñez fue sacado del Hospital Coromoto y fue llevado a la morgue del Hospital Universitario de Maracaibo, donde se realizó la autopsia, supuestamente en presencia de fiscales civiles y militares, jueces zulianos y médicos de confianza de la familia, dijeron fuentes de prensa del Zulia.

Al anochecer el cuerpo fue entregado a sus padres, que se lo llevaron a Santa Bárbara del Zulia para el velorio y hoy será sepultado en el cementerio de esa población.

 

 

 

 



Valencia
| País | Economía | Internacional | Deportes | Sucesos
  |Sociales | Regiones | Titulares | Notitarde La Costa

e-mail director | e-mail editor on-line | e-mail periodistas

e-mail director publicidad & mercadeo

Todos los Derechos Reservados. © Copyright 2001 Editorial Notitarde C.A.

Optimización y Tecnología: JL Creative