Valencia, 21 de Febrero de 2005

Editorial
Notitarde
C.A

Cuarenta y cinco mil 868 familias afectadas por lluvias en el país

Caracas, febrero 20 (ABN/Anaís Pérez/ Hiram Aguilar Espina).- La Dirección de Protección Civil y Administración de Desastres (PCAD) dijo este domingo que, hasta la fecha a nivel nacional, hay 45 mil 868 familias afectadas, es decir, 225 mil 550 personas y 44 mil 409 viviendas afectadas por las lluvias que aún amenazan a varias regiones del país.

Así lo informó el director de la referida dependencia del Ministerio del Interior y Justicia (MIJ), coronel Antonio Rivero, desde el estado Mérida.

Rivero especificó que hasta el momento 5 mil 987 familias están damnificadas, para un total de 30 mil 776 personas que quedaron sin viviendas; mientras que el número de casas destruidas es de 5 mil 963.

Precisó que la incidencia de las lluvias ha afectado con mayor fuerza a la Región Centro Norte del país, Región de Los Andes y el Sur del Lago de Maracaibo.

Debido a la alerta que se ha generado producto de las precipitaciones, aseguró que la organización del Protección Civil realiza un trabajo en conjunto con las gobernaciones y alcaldías de todos los estados del país, a fin de mitigar el impacto del desastre generado por las lluvias.

Aseguró que el trabajo en conjunto facilitará el desarrollo de un plan que permita devolver a las personas el ritmo normal de vida.

Rivero añadió que las acciones contemplan la rehabilitación de vías, electricidad y agua potable, así como la atención de las viviendas, específicamente las que fueron destruidas.

El director del PCAD hizo énfasis en la atención que ofrecen los organismos de seguridad del Estado a las personas más afectadas.

Al ser consultado sobre la probabilidad de que las lluvias sigan amenazando a diferentes poblaciones del país, advirtió que "aún existe la alerta".

En este sentido, dijo que hay mayor riesgo en las poblaciones afectadas por el sistema de vaguada que azotó al país hace, aproximadamente, 15 días.

Asimismo refirió que, de continuar las precipitaciones, se mantendrá la alerta y el monitoreo constante de las lluvias.

Dijo que los suelos se mantienen saturados y con una cantidad de agua muy significativa, producto de los aguaceros.

A tal efecto, reiteró que aunque no llueva en las próximas horas, es posible que se produzcan deslizamientos de tierra y derrumbes que originen interrupciones de vías y el colapso de viviendas.

Antonio Rivero consideró que ello incrementaría los daños ocasionados recientemente por las fuertes lluvias; sin embargo, enfatizó que Protección Civil monitorea la situación para desplegar los recursos necesarios para garantizar la seguridad de las comunidades del todo el territorio nacional.

De igual manera, se mostró comprometido en la tarea de reestablecer la normalidad en aquellas zonas que han resultado más afectadas.

 

MAS DE 222.000 MIL PERSONAS AFECTADAS

(EFE).- Unos 222.000 afectados se han reportado a raíz de las lluvias que se registraron en el país desde el pasado lunes siete de febrero.

Al menos 62 personas han muerto por esta causa según el reporte de Protección Civil.

El gobierno no ha actualizado desde el viernes el número de víctimas ni ha informado del cálculo de las pérdidas que han dejado las lluvias, que han desbordado ríos y lagos, y provocado deslizamientos de tierras que han destrozado viviendas, sembrados, carreteras y puentes.

Tampoco el sector privado ha efectuado cálculos de pérdidas y la Federación de Ganaderos (Fedenaga) alertó que ello no será posible mientras se mantenga el mal tiempo.

"La situación es dramática. Si llueve donde ya está inundado sería beneficioso para el arrastre de los sedimentos dejados, pero si llueve donde vienen los ríos esta situación dramática será aún más perjudicial", alertó hace dos días el presidente de Fedenaga, José Luis Betancourt.

Solamente en el estado noroccidental de Zulia, fronterizo con Colombia, el desbordamiento de los ríos "ha dejado bajo agua entre 130.000 a 150.000 hectáreas", señaló.

"Plátano, palma aceitera, frutales, ganado, todo ha sido afectado con una magnitud tal que aún no se ha podido cuantificar el daño, remarcó Betancourt.

También pidió a los productores y propietarios de hatos ganaderos y agrícolas reportar los daños a Fedenaga y a otras instancias "a fin de prever medidas para atender las consecuencias".

La ministra de Ambiente, Jacqueline Farías, ha confirmado que en Zulia se registran los mayores efectos de la emergencia, por estar situada "en la parte más baja de los estados afectados".

"Se vienen drenando o escurriendo las aguas caídas en (el vecino estado de) Mérida y están colmando el occidente del país", indicó al anunciar que el Lago de Valencia, que divide en dos a Zulia, un aumento de su nivel obligará al desalojo de las casas construidas a su alrededor, especialmente en el sur.

Chávez y sus ministros han advertido que las lluvias atípicas en febrero en Venezuela, mes normalmente seco, obedecen a cambios climáticos mundiales, y han criticado a países desarrollados que, como EEUU, no han suscrito el Tratado de Kioto que prevé la disminución de gases que inciden en esos cambios.

 

VIALIDAD. MODIFICACION INDISCRIMINADA DE DIQUES POSIBLE CAUSA DE CRISIS

Inundaciones en Sur del Lago provocaron colapso de 7 puentes y 11 alcantarillas.

El tránsito entre los cinco municipios afectados por el desbordamiento de los ríos Escalante, Catatumbo, Zulia, Chama y Mucujepe, se encuentra complicado. Dragados constantes en los canales fluviales prevendrían desastres futuros. Las autoridades aseguran haber controlado la crisis, y las aguas en ríos y caños descienden.

 

SIETE PUENTES COLAPSADOS POR INUNDACIONES EN ZULIA

Serias dificultades de comunicación entre las zonas afectadas ha generado la caída de 7 puentes declarados "inoperativos" por las autoridades, y la ruptura de 11 alcantarillados en los cinco municipios que sufren las consecuencias de las inundaciones, según los últimos reportes suministrados por fuentes oficiales.

El general (Ejército) Itamar Barrios, comandante de la 11 Brigada de Infantería, y jefe del Comando de Operaciones establecido en Santa Bárbara, informó que cuatro puentes de Jesús María Semprún cedieron, los puentes sobre los caños Aracico, Guzmán, Herrera y Villasmil.

"En Colón quedaron inhabilitados los puentes de Chamita y El Pital, y en Catatumbo se cayó el puente Venezuela", dijo Barrios, quien además explicó que gran parte del desastre ocurrido obedece a la imprudencia en la ejecución de infraestructuras que interrumpen los muros de contención, y la falta de dragado en los ríos.

"En el año 75, el Gobierno hizo el sistema de diques, pero los industriales y ganaderos se dedicaron a bajar algunas zonas para hacer carreteras, y pasar de una finca a otra. Por ejemplo, en El Guayabo rebajaron el dique para transportar las reses al matadero. El único dique que no han bajado es el del río Zulia", afirmó Barrios.

Mientras tanto, desde el centro de refugiados instalado en la Universidad Experimental del Sur del Lago (Unesur), la voz exaltada de Alejandra Parra, una damnificada de 46 años que habitaba en el barrio Ezequiel Zamora, confirmó la aseveración.

"No nos anegamos por causa del río, sino porque Wilmer Pérez Picó los muros, nos van ahogar y no les importa, porque como dice el dicho, "el que tiene no quiere bien para el pobre", expresó Parra.

Como cada día las voces de los afectados y refugiados continuaron escuchándose, a través de los diversos reclamos que formulan al ver a las autoridades de Bomberos, Protección Civil y cuerpos policiales. Elvira Morales, presidenta de la asociación de vecinos de La Victoria, reclamó más atención para la comunidad que representa.

"Este es un poblado más viejo que Santa Bárbara, porque desde 1982 era un caserío, sin embargo nos han dejado entre los últimos que han ayudado. Son 200 viviendas afectadas en el sector de las (casas) rurales, y hay 53 familias damnificadas. En el colegio tenemos gente de Ezequiel Zamora, 26 de Septiembre, Brisas del Aeropuerto, Buena Vista y otros barrios", expresó Morales.

Freddy Cañas, dirigente comunal del barrio Luis Felipe Camacho, aseguró que existen personas que pretenden recibir alimentos y medicinas sin ser afectados. "Se debe respetar y considerar a quienes han perdido temporalmente su sitio de residencia. Los cuerpos que intervienen en los operativos deben ser bastante responsables en este sentido".

El líder también hizo referencia a los actos vandálicos que delincuentes cometen en las viviendas inundadas, en ausencia de sus propietarios. "No es posible que algunos jueguen con el dolor de la gente, y les roben lo que el agua no se pudo llevar"

Germán Bracho, director regional de Protección Civil, explicó que se están realizando labores conjuntas entre los gobiernos nacional, regional y municipales, con la finalidad de brindar asistencia a las personas incomunicadas por el colapso de las vías.

"Fuimos hasta la hacienda Santa Rita, donde había 300 personas aisladas, les llevamos alimentos y medicinas. Esto lo hemos podido hacer gracias a los sobrevuelos en helicóptero que se han venido realizando, para ubicar a los afectados", manifestó Bracho.

El funcionario informó que ayer disminuyó el nivel de los ríos, y aseguró que en Santa Cruz la profundidad del agua descendió entre 80 centímetros y un metro. "El Escalante ha venido bajando, como se puede apreciar en el puente entre San Carlos y Santa Bárbara, por lo que esperamos que muy pronto se normalice la situación", dijo.

El general Itamar Barrios anunció que de las 94 toneladas de alimentos almacenadas en Santa Bárbara por el Ejército, se han entregado 55, y las restantes 39 permanecen en depósito. "También nos quedan 30.000 unidades de medicamentos en reserva, de las 54.000 que recibimos".

 

 

 



Valencia
| País | Economía | Internacional | Deportes | Sucesos
  |Sociales | Regiones | Titulares | Notitarde La Costa

e-mail director | e-mail editor on-line | e-mail periodistas

e-mail director publicidad & mercadeo

Todos los Derechos Reservados. © Copyright 2001 Editorial Notitarde C.A.