Valencia, 24 de Junio de 2005

Editorial
Notitarde
C.A

Alcaldía de Libertador realizó segunda escenificación de este hecho histórico

Hoy se cumplen 184 años de la Batalla de Carabobo

Valencia, junio 24 (Juan Pablo Valero/Fotos: Pedro Saturno).- Hace 184 años se escribió la historia de una de las batallas más importantes de Venezuela, que le regaló al país la libertad y elevó a las alturas a los héroes de la patria.

Este evento no fue una sola batalla, sino toda una campaña que comenzó el 28 de abril de 1821, cuando los comandantes del ejército patriota dieron la orden de partida a casi todas las divisiones, su destino era San Carlos. La división de José Antonio Páez salió de Achaguas el 10 de mayo.

Por su parte, el general Rafael Urdaneta sale de Maracaibo vía Coro y Carora, donde debe quedarse por enfermedad; Bolívar inicia la marcha en Barinas con dirección a Guanare y San Carlos; Páez salió de Achaguas, y tras un largo camino al mando de 2.500 hombres y conduciendo 2.000 caballos de reserva y 4.000 novillos para el abastecimiento del ejército, llegó a San Carlos el 4 de junio.

Bajo las órdenes de Bolívar un grupo del ejército de Venezuela atacó varios pelotones españoles, para distraer a los realistas y evitar que se reuniera una fuerza mayor en el Campo de Carabobo.

El domingo 24 de junio en horas del mediodía se encontraron los dos ejércitos, Simón Bolívar por Venezuela y Miguel de la Torre por España, ponían sus estrategias en la mesa, para definir el destino del país.

Bolívar observó desde una de las colinas la posición de los españoles y creó una estrategia de sorpresa, atacaría por donde menos se esperaba, ya que los españoles estaban listos para recibir a los venezolanos por el camino en el cual la lógica les apuntaba, sin embargo esa deducción le costó la colonia a España y la gloria a los nuestros.

La batalla duró apenas una hora y José Antonió Páez, junto a sus lanceros y la Legión Británica, tuvieron un rol protagónico, a tal punto que Simón Bolívar lo nombró General en jefe del Ejército en el propio lugar de los acontecimientos.

Este suceso de la historia nacional aseguró la Independencia de Venezuela, sólo quedaba que Paéz eliminara el último reducto español en Puerto Cabello, y Rafael Urdaneta ahogara el dominio español en el Lago de Maracaibo, el 24 de julio de 1823.

 

SEGUNDA ESCENIFICACION DE LA BATALLA DE CARABOBO

La alcaldía de Libertador realizó la segunda escenificación de la Batalla de Carabobo, con la presencia de más de 1.500 actores y centenares de visitantes.

Al igual que en 1821, la lluvia comenzó en el momento en que los ejércitos comenzaban a medirse en el terreno, el acto que comenzó al mediodía con música y la narración de un actor que interpretó a Daniel Oleary, en la cual se contaba la historia de este enfrentamiento y la visión del Libertador como comandante de los ejércitos nacionales.

A pesar de la lluvia, las personas que se dieron cita en el lugar, no se fueron y esperaron el momento en que se desarrollaría la obra.

Luego de unos momentos de espera, los actores saltaron al campo de batalla y deleitaron a los espectadores, con su representación de los hechos que cambiaron la historia del país. Al final del acto el sol comenzó a salir y a brillar con fuerza, al igual que la contienda original.

El alcalde de Libertador Argenis Loreto, señaló que el evento se desarrolló de una manera satisfactoria, felicitó a los actores y a las personas por esperar pacientemente a pesar de la lluvia.

Aseguró que espera que el año que viene se pueda contar con más actores y muchos más espectadores, para poder recrear con más certeza la gesta de los héroes de la patria.

En torno a la situación del Campo de Carabobo, reconoció que se había producido una baja en las visitas a este lugar, pero que afortunadamente se está recuperando, porque se comenzaron a poner en marcha los planes de recuperación del camposanto, como es el caso de la reparación de la cerca y de las áreas del lugar en que la libertad comenzó a dar sus primeros pasos.

Afirmó que los carabobeños tienen mayor conciencia de lo que representa el 24 de junio, porque quieren poner en marcha los sentimientos de libertad e igualdad que se dieron en esta efeméride. Anunció que en los próximos días se comenzarán a llevar las estadísticas, para determinar la cantidad de personas que asisten, gracias a un convenio firmado con Corpocentro.

 

LA HISTORIA DEL ARCO DEL TRIUNFO

Por su parte, el historiador Luis Cubillán Fonseca, comentó que luego que se logrará la independencia del país, se dio el primer decreto para la construcción de un monumento a la Batalla de Carabobo, que lo aprobó el Congreso de la República reunido en Cúcuta el 20 de julio de 1821, en el momento se pensaba construir una enorme columna ática para conmemorar los hechos que en se escenificaron en esa extensión de terreno. Tras la salida definitiva de Bolívar de Venezuela, esa idea se fue olvidando, hasta quedar condenada casi al olvido.

Con el pasar de los años, se edificó una columna de madera, en torno a la cual los valencianos se reunían cada 24 de junio, estos ciudadanos tocaban música y comían en el lugar.

Recalcó que tiempo después cuando Juan Vicente Gómez asumió el poder, tomó los proyectos dejados por Cipriano Castro, entre los cuales estaba el Arco de Carabobo.

En 1821, cuando se cumplían 100 años de la fecha, el General Juan Vicente Gómez inauguraría la obra realizada por el arquitecto Alejandro Chataing y el ingeniero Ricardo Razetti, convocando una gran parada militar, donde concentraría todas Fuerzas Armadas de la nación, para celebrar la fecha.

Comenta el historiador, que Juan Vicente Gómez sentía temor por tener todas las fuerzas militares concentradas en un solo punto, quienes eran comandados por Eleazar López Contreras, a pesar del miedo, Gómez se trasladó al sitio en horas de la noche del 23 de junio, cuando este último se percató se trasladó hacia el general y se puso a la orden. Con ésto no se cumplieron las sospechas del presidente de Venezuela para ese entonces.

Cubillán relató que en 1830 Juan Vicente Gómez, mandó a construir con el ingeniero Rodríguez del Villar, el altar de la patria, donde se le rendiría un tributo a los héroes que participaron en este episodio. Subrayó la anécdota que cuando Gómez estaba revisando las obras se percató que el escudo de España era más pequeño que el de Venezuela y mandó a llamar al responsable de la construcción y le pidió que colocara a los dos por igual, porque ambos pueblos eran igualmente dignos y le dijo "Si usted pone a España chiquita, pareciera que el triunfo de nosotros fue fácil, como si le ganamos a unos eunucos, la verdad es que triunfamos ante un adversario que era igual que nosotros".

En cuanto a la situación actual de este lugar, lamentó que se encuentre tan descuidado, y se presente en él signos de desgaste como en la cerca que rodea al sitio, que según el historiador se encuentran varios tramos totalmente oxidados.

 

ACTOS PARA EL DIA DE HOY

Para el día de hoy se tiene previsto, que el gobernador del Estado Carabobo, Luis Felipe Acosta Carlez y el alcalde del Municipio Libertador, Argenis Loreto, coloquen una ofrenda floral en el altar de la patria a las 8 y 30 de la mañana, en compañía del embajador de Gran Bretaña. El mandatario regional, realizará otra entrega, esta vez ante la tumba del soldado desconocido en nombre del presidente de la República.

En la parte de guerra escrito por Bolívar al vicepresidente de Colombia se señalaba que "El Ejército Libertador tenía igual fuerza que el enemigo, pero no más que una quinta parte de él ha decidido la batalla. Nuestra pérdida no es sino dolorosa: apenas 200 muertos y heridos", luego de eso redactó que un grupo de soldados partía a recuperar las líneas de Puerto Cabello, dando ejemplo a todos, ya que las batallas no terminan nunca, porque siempre existirá algo por lo cual luchar.

 

 

 

 



Valencia
| País | Economía | Internacional | Deportes | Sucesos
  |Sociales | Regiones | Titulares | Notitarde La Costa

e-mail director | e-mail editor on-line | e-mail periodistas

e-mail director publicidad & mercadeo

Todos los Derechos Reservados. © Copyright 2001 Editorial Notitarde C.A.