Regresar a
primera página

 

 

 

 

 

25 CRONICAS CARABOBEÑAS

Notitarde cumple hoy 25 años desde que salió a la calle su primera edición el 9 de agosto de 1976.

Será lugar común, pero hoy, más que nunca, es cierto aquello de que periodismo es hacer la historia de un día, cada día. Así lo percibimos para elaborar esta edición aniversaria, en la que nos proponemos contar lo sucedido en Carabobo a través de 25 crónicas, año por año, desde agosto de 1976 hasta agosto de 2001.

Es la vida detenida en la memoria-papel de imprenta del último cuarto del siglo XX en nuestra región.

Para ello encargamos a periodistas de la Redacción, así como a articulistas y colaboradores externos de Notitarde, la escritura de los contenidos de esta edición muy especial.

No se trata de una cronología "al uso", un catálogo de fechas y acontecimientos; sino de la visión de éstos, nuestros escribidores, de oficio y corazón, que cuentan lo ocurrido cada año, y año por año, con sus "Qué"; "Quién"; "Dónde"; "Cuándo"; "Cómo" y "Por qué" de lo sucedido, a través de una visión múltiple e integrada en crónicas, según la visión un tanto particular de cada cronista.

Si lee usted, querido lector, estas historias con la calma y la pausa necesarias, sobre todo en estos tiempos de tantas premuras y aceleramientos confusos, encontrará que coincide con mucho de lo contado y escrito y, también, le asaltarán dudas y hasta conflictos y rechazos ante conclusiones e interpretaciones que le parecerán equívocas o alejadas de su propia y personal visión de los hechos y personajes involucrados en estas historias.

De ser así, habremos cumplido con nuestro objetivo.

Es que el periodismo no sólo es "objetivo". Tiene que ver, y mucho, con la interpretación que cada uno de nosotros hacemos de nuestro "entorno", que es propio y ajeno; y también lleno, por cierto, de conflictos.

Sólo el respeto y la aceptación de que nuestro mundo, amén de "aldea global", es también mundo interior, personal y diverso, nos enseñará a convivir en este ámbito complejo y plural haciendo posible la convivencia y el entendimiento.

En tiempos en los que parece asoman signos de intolerancia y cartabones que proponen exégesis, tan sesgadas como interesadas, de la realidad venezolana, este diario afirma su vocación de ser "instrumento" de la información libre y democrática; y defender el fundamental derecho de los ciudadanos a la libertad de pensamiento, información y opinión.

Amigo lector, es usted nuestro único compromiso. Y, gracias.

 

 

Laurentzi Odriozola Echegaray
Director

 

 

 

 


Home Page - Regresar a Primera Página